Artesanía

La fábrica de Pickersleigh Road en la que Morgan lleva fabricando coches desde 1914, se erige al pie de las colinas de Malverns. Todos los Morgan circulan por la cuesta natural de la colina cuando pasan por las fases de proceso de fabricación.

Morgan fabrica sus coches con técnicas especializadas que utilizan tres elementos esenciales: fresno, aluminio y cuero, diseñados para combinarse perfectamente con los materiales empleados en la fabricación. Al forzar los límites de la aplicación de técnicas establecidas, cada coche Morgan es un homenaje a la fabricación tradicional con un diseño moderno.

“Morgan fabrica sus coches con técnicas especializadas que utilizan tres elementos esenciales: fresno, aluminio y cuero”.

Investigación y desarrollo

El departamento interno de investigación y desarrollo de Morgan desarrolla vehículos nuevos desde el diseño hasta la producción. Diseñado para facilitar su producción conservando, a su vez, el encanto de un coche fabricado a mano.

Los estándares globales y requisitos legales imponen grandes desafíos en el diseño de vehículos nuevos. La fabricación de carrocerías de vehículos tiene una naturaleza meticulosa y es una práctica que requiere enormes cantidades de tiempo. La eficacia del diseño se mejora con tecnología y software habitual en el sector. Cada vehículo nuevo pasa por una rigurosa simulación digital y pruebas físicas exhaustivas. Estas prácticas también se aplican a la evolución de los modelos existentes.

“Un símbolo de individualismo en la era de la producción a escala”.

Taller de chasis

La producción de Morgan empieza en el taller de chasis. Nuestros técnicos expertos montan a mano todas las plataformas. El motor, la caja de cambios y las prestaciones se definen en torno a una estructura ligera de alto rendimiento. Después todos los chasis pasan por una serie de pruebas eléctricas, de motor y de calidad antes de añadir la carrocería.

“Cada Morgan contiene una emocionante mezcla de artesanía y tecnología”.

carpintería

Hecho a mano con madera de fresno ligera, el chasis es la estructura sobre la que se montan los paneles exteriores de la carrocería de aluminio y los acabados en cuero. Las técnicas tradicionales que han pasado de generación en generación garantizan una unión precisa de cada ensamble de caja y espiga y curva laminada. A continuación, se le da un baño de conservante a la carrocería para protegerla contra los elementos y garantizar una larga vida útil.

El fresno siempre se ha utilizado en los coches Morgan, pero no se sigue utilizando solamente por nostalgia. El fresno es un material resistente y sorprendentemente flexible para tratarlo. Además de las obvias ventajas medioambientales del uso de este material natural, nos decantamos por la madera blanda porque neutraliza perfectamente las vibraciones.

“La madera de fresno lleva años utilizándose en los coches Morgan. Crece sin regularidades, le salen muy pocos nudos y da gusto trabajarla”.

Plancha de metal

Cuando trabajan con aluminio ligero, los artesanos especializados de nuestro Departamente de Metal combinan técnicas tradicionales con procesos ultra modernos. Así se obtienen los paneles flotantes que adornan las carrocería de cada Morgan. Los contornos redondeados y las lamas selladas a mano se combinan con las aletas moldeadas y paneles cortados por láser en un maridaje ideal de artesanía y tecnología.

Una vez montada, se aplica el acabado metálico de la “carrocería en blanco” y pasa al taller de preparación de pintura. Después, los especialistas en superficies llevan a cabo un proceso de varias fases para acabar los paneles metálicos tratados a mano. Se preparan según estándares impecables para garantizar un acabado de máxima calidad.

“El uso de aluminio garantiza que cada modelo de Morgan sea ligero y dé gusto conducirlo”.

Taller de pintura

Utilizamos los métodos más avanzados de pintura de automóvil para garantizar que el acabado de cada Morgan sea tan impresionante que el propio diseño. Un conjunto vibrante de aletas y paneles de carrocería pintados, seleccionados por cada cliente entre un catálogo de 40.000 colores, adornan las paredes del taller de pintura. Después de la preparación, se pulverizan a mano todos los coches en una cabina hermética, para garantizar que la pintura no tenga imperfecciones y cubra uniformemente todos los paneles.

“Desde el chasis hasta el cuero y desde la pintura hasta la madera; cada Morgan está fabricado por nuestros artesanos y artesanas expertos”.

“En todos los coches Morgan se utiliza cuero de calidad superior. Se puede elegir entre un amplio espectro de colores”.

TALLER DE ACABADO

La cabina de un Morgan es un regalo para los sentidos. Todos nuestros coches necesitan, como mínimo, que se preparen cuatro capas de cuero de máxima calidad, una tarea que nuestros artesanos tardan 30 horas en finalizar. Ofrecemos un amplio espectro de colores de cuero y una amplia variedad de texturas de acabado. El cuero anilina posee la textura y calidad necesaria para cumplir los exigentes estándares de la artesanía británica.

Inspección previa a la entrega

Tras ser sometidos a una rigurosa prueba de conducción, todos los coches pasan a la fase final de producción – PDI (inspección previa a la entrega). Un equipo de expertos debidamente equipado inspecciona todos los paneles con tiras de evaluación de luz natural. El vehículo pasa por un proceso de pulido de 3 fases que da como resultado un acabado impecable. El interior se limpia y los acabados se pulen para garantizar que el producto final se entrega en un estado inmaculado.

“110 años fabricando coches deportivos a mano en Malvern”.